Academia de Español

Logo Academia de español
Categorías
Estudiantes Gramática básica para estudiantes Gramática básica para profesores Gramática para estudiantes Gramática para profesores Ideas para estudiantes Ideas para profesores

Posesivos en español (átonos y tónicos)

Posesivos átonos

Persona Posesivo singular Posesivo plural
Yo mi mis
Tú/Vos tu tus
Él/Ella/Usted su sus
Nosotros nuestro nuestra nuestros nuestras
Ellos/Ellas/Ustedes su sus

Los posesivos en español, como su propio nombre lo dice, indican la posesión de algo o de alguien. Debemos pensar siempre en quien posee y el objeto “poseído”. Por ejemplo, si hablo de la gata de Catalina: lo poseído es la gata y quien posee es Catalina: su (de ella) gata.

Ejemplos:

Yo

– Quiero que me entregues mi celular. [el celular me pertenece]
– Mis amigos viven en el extranjero. [los amigos son míos y son varios, hay concordancia con los amigos, que están en plural]

Vos/Tú


– Me puedes entregar tu cuaderno, ¿por favor? [como es un solo cuaderno, el posesivo será “tu” en singular]
– Aquí están tus llaves, las olvidaste sobre la mesa. [como las llaves están en plural, el posesivo es “tus”]

Él/Ella/Usted


– ¿Puede decirme cuál es su número telefónico? [por el contexto sabemos que el pronombre es “usted”, segunda persona del singular, formal. Como el número es uno solo, el posesivo correspondiente será “su”]
– No creo que su carro sea el blanco. [se infiere que el carro le pertenece a un él o a una ella, solo se sabrá teniendo conocimiento del contexto. Como es un solo carro, en singular, el posesivo es “su”]

Ellos/Ellas/Ustedes


– Yo creo que su hijo estudia en el mismo colegio mi hijo. [Se usa el “su” porque él hijo de ellos es uno solo]
– Ustedes y sus ideas revolucionarias me tienen cansada. [Se usa el “sus” porque las ideas “de ustedes” son varias]

Una buena noticia, en español con este tipo de posesivos no se hace la diferencia entre masculino y femenino, como se puede ver en la tabla anterior, excepto con nosotros, aquí sí debemos decir nuestra gata o nuestro gato

Nosotros


– Nuestros vecinos se mudaron hace poco. [los vecinos son “de nosotros”, por eso son “nuestros”, como son varios vecinos, el posesivo va en plural, con “s” al final y es masculino]
– Quiero que nuestra casa sea muy grande y que tenga un jardín.  [la casa es “de nosotros”. La casa es femenina y singular, por tanto el posesivo usado es “nuestra”]


Sin embargo, tenemos un pequeño problema cuando nos referimos a algo poseído por una él/ellos, ella/ellas, usted/ustedes es su y sus, esto puede presentar confusiones a la hora de usarlos. Por ejemplo:

Están Gabriel y Cristina en un restaurante, cada uno ordena un plato diferente. El mesero llega y les dice “este es su plato”.

¿Se refiere al plato de quién? Si estuviéramos en el restaurante con ellos y viéramos a quién está mirando el mesero, tal vez sabríamos, pero no es el caso. Para evitar este tipo de confusiones en español usamos construcciones como “de ella” o “de él”. Sucede lo mismo con el plural: sus cuadernos > los cuadernos de él/de ella. Para ‘usted’ y ‘ustedes’ sí se utiliza más el “su” y “sus”.

Importante: no debe utilizarse artículo antes del posesivo. Por ejemplo: la mi llamada, el mi carro, debe ser: mi llamada, mi carro.

 


 

Mira esta foto. Es el día de mi boda. Estos son mis padres, tus abuelos; este es mi hermano, tu tío. Esta chica del vestido rosa es mi hermana, tu tía; y estas son tus primas Carla y Adelaide, mis sobrinas.


Posesivos tónicos

Persona Singular femenino Singular masculino Plural femenino Plural masculino
Yo mía mío míos mías
Tú/Vos tuya tuyo tuyos tuyas
Él/Ella/Usted suya suyo suyos suyas
Nosotros nuestro nuestra nuestros nuestras
Ellos/Ellas/Ustedes suya suyo suyos suyas

Veamos ahora los otros posesivos en español. Los posesivos tónicos, por otro lado, son adjetivos y no anteceden el sustantivo, deben ser situados después. Por ejemplo: Ese es mi trabajo > Ese trabajo es mío. Deben concordar en género y número con el sustantivo.

  • Pueden seguir a un sustantivo:

Esta idea es tuya [idea es sustantivo singular femenino]

  • A un verbo o una conjunción:

El turno no es tuyo sino mío [turno es sustantivo singular masculino]

  • A artículos definidos:

¿Ese vuelo es el nuestro? [vuelo es sustantivo singular masculino]

Cuidado:

Un amigo de mí > Un amigo mío

Un amigo de ti > Un amigo tuyo

No olvides descargar nuestro eBook para practicar la conjugación en español.

 

 

Categorías
Estudiantes Gramática intermedia para estudiantes Gramática intermedia para profesores Gramática para estudiantes Gramática para profesores Ideas para estudiantes Ideas para profesores Juegos intermedios para estudiantes Juegos intermedios para profesores Juegos para estudiantes Juegos para profesores

Pretérito perfecto compuesto – explicación y ejemplos

El pretérito perfecto es un tiempo verbal muy usado en el español que presenta un poco más de complejidad que los demás tiempos simples puesto que es un tiempo compuesto por un auxiliar y un verbo principal en participio.

A continuación, exploraremos su estructura, cómo se forma y cuáles son los usos más comunes entre los hispanohablantes, teniendo en cuenta que existen algunas diferencias en su uso dependiendo del país de habla hispana en el que te encuentres. ¿Empezamos?

¿Cómo formamos el pretérito perfecto?

Lo haremos con la forma presente del verbo (auxiliar) haber conjugado (ha, hemos, has, he, junto con un verbo en participio. La formula sería: HABER + VERBO EN PARTICIPIO.

Así, tendremos la siguiente estructura:

pretérito perfecto compuesto

Algunos ejemplos de oraciones con este tiempo son:

  • Yo he cantado con el coro en cinco ocasiones.
  • Ella ha estado conmigo en todos los momentos malos.
  • Nosotros hemos conocido muchos lugares juntos.

Y… ¿Para qué se usa? ¿Qué significa?

Recordemos que cuando estamos aprendiendo un nuevo tiempo verbal aprenderemos, por un lado, la estructura ese tiempo, y por el otro, su uso en contexto, la finalidad que éste posee en el discurso, es decir, qué mensaje transmito al usarlo.

Ahora, veremos los usos “estándar” o formales de este tiempo verbal. Cabe resaltar que en muchas ocasiones los hablantes nativos no usan los tiempos con su uso formal, sino con usos que su comunidad les ha otorgado en el tiempo. No obstante, conocer las normas generales nos dará la capacidad de comprender y utilizar dicha estructura de manera eficaz y contextualizada.

  1. El primer uso del pretérito perfecto compuesto hace referencia a un hecho que ocurrió en el pasado, pero guarda una relación directa con el presente, porque dicha acción, de alguna forma, sigue teniendo vigencia.
    Por ejemplo:
    – Ha hecho mucho calor en estos días. [Es decir, es probable que aún esté haciendo calor en este momento]
    – Me he tomado tres cafés hoy. [Aún es “hoy” y puede que tome todavía más café]
    – 
    Esta planta ha crecido mucho. [Probablemente yo la planté y la vi pequeña, está muy grande en este momento en comparación con como estaba antes]
  2. El segundo uso que listaremos es el de hablar de experiencias de vida. Cuando vamos a contar varios hechos que se han llevado a cabo a lo largo de nuestra vida, usamos el pretérito perfecto.
    Por ejemplo:
    – He viajado por varios países. [La persona está indicando que durante su vida ha podido conocer varios países]
    – Ella ha trabajado en cinco universidades diferentes. [Al referirse a la experiencia laboral, en este caso se indica que la persona estuvo en diversas universidades trabajando, y es probablemente que continúe en alguna de ellas]
    – Vos has colaborado con varios proyectos ambientales, ¿verdad? [Al igual que el ejemplo anterior, al decir “has colaborado” se señala que la persona en su vida participó en varios proyectos, puede que aún lo haga, puede que no. No es posible saberlo con la oración, solo sabemos que sí lo ha hecho en algún momento]
  3. El tercer uso es para hablar de situaciones que ocurrieron en algún momento anterior al actual. *Este uso se da especialmente en España, no es tan común entre los hispanohablantes latinoamericanos.
    Por ejemplo:
    – Hoy en la mañana he hablado con la señora Marta. [Un hecho ya acabado cuya relación con el presente es que ocurrió recientemente. En Latinoamérica sería “Hoy en la mañana hablé con la señora Marta”]
    – Has perdido mis llaves, ¿no es cierto?. [En Latinoamérica sería “Perdiste mis llaves, ¿no es cierto?”]
    – Lo he visto en la calle. [En Latinoamérica sería “Lo vi en la calle”]
  4. El cuarto uso es el de nombrar acciones que han ocurrido en el pasado en repetidas ocasiones, pero para los cuales no especificaremos exactamente cuándo.
    Por ejemplo:
    – He comido sushi muchas veces. [Es algo que ha sucedido varias veces en el pasado, en un momento no determinado]
    *Si vamos a decir el momento específico en que el evento ocurrió podemos usar el pretérito indefinido: Comí sushi dos veces el mes pasado.
  5. El quinto uso que mencionaremos será el de hablar de situaciones futuras.
    Por ejemplo:
    -Hola, Julio. ¿Si nos vemos hoy en la noche?
    -Hola, Lina. ¡Claro!
    -¿Te parece si llego a tu casa a las 7 p.m?
    -Está perfecto. A esa hora ya he llegado. [En este caso, el tiempo verbal es utilizado para referirse a un momento en el futuro en el que ya una acción habrá terminado. Aquí, equivale a que la persona ya estará en su casa]
    Probablemente en Abril ya he terminado la tesis.
    -A las tres puedes pasar por nosotros. A esa hora ya hemos empacado.

Ahora, ¿te parece si practicamos un poco?

Ahora, deberás completar el texto con las palabras correctas, según el sentido. Puedes hacerlo cuantas veces quieras hasta obtener una puntuación perfecta. ¿Lo logras a la primera?

Mira esta entrada sobre el participio pasado: Participio pasado